¿Cómo fueron desarrolladas, probadas, y aprobadas?

El COVID-19 es un nuevo virus que requiere de una nueva vacuna, pero las vacunas que están disponibles en estos momentos están basadas en décadas de investigación científica.
Los investigadores comenzaron a trabajar en una vacuna contra el COVID-19 comenzando el 2020, y miles de voluntarios participaron en pruebas clínicas para poder garantizar que las vacunas fueran seguras y efectivas.